Iniciación en el mini Voleibol.

En el mini voleibol existen diferentes metodologías de iniciación en las cuales lo fundamental es que el o los niños aprendan de manera divertida o lúdica  este mini-deporte. Todas estas metodologías se integran paso a paso para lograr llegar a una situación de juego, para lograr el objetivo del mini vóley que es la preparación para el voleibol.

 

1×1:

Esta es la primera fase que se emplea en la iniciación del mini voleibol, es aquí donde el alumno se va familiarizando con este mini-deporte, también aquí se aprende las medidas del campo de juego, diferentes golpes, altura de red, entre otras cosas.

El juego 1×1 consiste en poner a cada jugador al lado de la red, y estos con golpes de antebrazo y de dedos harán que el balón pase de un lado hacia el otro sin que se caiga al suelo. También lo que se quiere buscar es que vayan teniendo control del balón y de los golpes, buena ubicación y posición corporal al realizar el golpe.

 

2×2

Consiste en jugar en parejas, donde se pone como principal objetivo lograr la asociación de los jugadores, donde se busca que se elabore una jugada, que haya una recepción, pases y la terminación de la jugada para obtener el punto.

Con el juego 2×2 se busca que se vayan afiatando como pareja de voleibol en la cual puedan cumplir las distintas funciones que el juego conlleva, por ejemplo la del zaguero que recepciona el balón, y el otro compañero hace de levantador, para que el que recepciono realice el ataque.

3×3

Se forman tríos de jugadores, donde se pone como principal objetivo lograr la asociación de los jugadores, donde se busca que se elabore una jugada, que haya una recepción, pases y la terminación de la jugada para obtener el punto.

 

En el 3×3 los existen tres funciones, una para cada jugador, se ubican con números 1 es el zaguero y el que realiza el saque, 2 es el levantador y 3 es el atacante. Existen diferentes formas de pararse en la cancha, estas dependerán de los jugadores o del profesor.

 

4×4

Se forman cuartetos de jugadores, donde se pone como principal objetivo lograr la asociación de los jugadores, donde se busca que se elabore una jugada, que haya una recepción, pases y la terminación de la jugada para obtener el punto.

En el 4×4 los jugadores se distribuyen de la siguiente manera, tres delanteros y un zaguero. Dicho zaguero no puede realizar funciones de ataque.

Los delanteros deben estar atentos a los movimientos de rotación según se numeren.